Soñando con Haaland y Mbappé: así son los planes de mercado del Real Madrid

lunes 20 abril, 2020

Soñando con Haaland y Mbappé: así son los planes de mercado del Real Madrid
Tiembla el Barcelona: los blancos preparan un sensacional doble golpe y podrían firmar a dos de los mejores delanteros del mundo.

La crisis de Covid-19 ya nos ha contado mucho sobre cómo están realmente los clubes más grandes del mundo. Por ejemplo, la pandemia solo ha ampliado las diferencias que ya eran profundas en el FC Barcelona.

Lionel Messi y sus compañeros de equipo estallaron con un sector de la directiva por filtrar algunas informaciones a la prensa respecto del recorte salarial, lo que generó la entendible furia del capitán.

Después de renunciar como vicepresidente la semana pasada, Emili Rousaud afirmó que alguien ha estado metiendo la mano en donde no debía, y es probable que la situación acabe en los tribunales.

Por el otro lado, el Real Madrid ha manejado la crisis con una serenidad impresionante. A pesar de cierta reticencia inicial a aceptar un recorte salarial, como lo expresó con mucha elocuencia el mediocampista Toni Kroos, los equipos de fútbol y baloncesto del Real finalmente acordaron reducciones salariales de entre el 10 y el 20 por ciento.

Además de garantizar que se le siga pagando al resto de los trabajadores, el acuerdo también debería ahorrarle al Madrid aproximadamente 50 millones de euros durante la mayor crisis financiera que haya golpeado a este deporte.

Por supuesto, los jugadores del Barça finalmente aceptaron un recorte del 70%, pero, evidentemente, no se necesitó una reducción tan drástica en el Santiago Bernabéu.

El Real Madrid es el segundo club del mundo con más gastos en salarios, pero representa ‘solo’ el 52% del presupuesto anual de la entidad, lo que coloca a los blancos dentro de la cifra inferior al 70% recomendada por la Asociación Europea de Clubes (ECA). Sin embargo, en el Camp Nou, el porcentaje de los salarios alcanza el 61% de los ingresos anuales.

Incluso con el recorte salarial, el Barça todavía tiene que abordar numerosos problemas financieros, principalmente la necesidad de recaudar 54 millones de euros en ventas de jugadores solo para cumplir con el presupuesto de esta temporada.

Tal como están las cosas, el Barça tiene solo 29 millones de euros reservados para la ventana de transferencia de este verano; el Madrid tiene guardados 100 millones, y eso sin contar con la salida de jóvenes que no usará. El Real Madrid los tiene en abundancia.

Entonces, mientras el Barça no tiene suficiente dinero para firmar a ninguno de sus principales objetivos de mercado, Lautaro Martínez y Neymar, sus grandes rivales son cautelosamente optimistas en torno a los fichajes de Erling Braut Haaland y de Kylian Mbappe en el transcurso de los próximos 12 meses.

Según Marca, el Madrid planea lanzarse hacia Haaland tan pronto como el mercado vuelva a abrirse.

El noruego fichó por el Borussia Dortmund en enero, pero tendría una cláusula en su contrato que le permite estar disponible este verano por 75 millones de euros, un precio enormemente atractivo para un adolescente que ha estado rompiendo récords de goles casi semanalmente.

El Madrid, por supuesto, está particularmente interesado en Haaland. En primer lugar, el presidente del club, Florentino Pérez, es conocido por su amor por los ‘Galácticos’, y el jugador de 19 años es la aparición reciente más espectacular y emocionante del fútbol.

En segundo lugar, el Madrid necesita goles, y Haaland prácticamente los garantiza.

Karim Benzema puede haber acordado recientemente una extensión del contrato hasta 2022, después de haber hecho un buen trabajo intentando llenar el vacío dejado por Cristiano Ronaldo en 2018, pero el francés cumplirá 33 años antes de que termine 2020.

Se requiere un reemplazo, y Luka Jovic no parece ser el indicado.

Comprado al Eintracht Frankfurt el verano pasado por 60 millones de euros, el delantero ha sufrido una desastrosa temporada debut en España. Antes del parón por la pandemia, había marcado solo dos goles en todas las competiciones. Luego, para empeorar las cosas, rompió el protocolo de cuarentena Covid-19 en Madrid al dejar España para regresar a su Serbia natal.

Los blancos quieren fichar a otro delantero, particularmente por la casi segura salida de Mariano Díaz.

El ex atacante de Lyon sentenció el Clásico del pasado 1 de marzo ante el Barcelona, ​​pero su segundo período en el Bernabéu no está siendo mejor que el primero.

Como muchos predijeron, él no era el hombre adecuado para llevar el ‘7’ de Ronaldo. Sin embargo, todavía hay mucho tiempo para que los adolescentes brasileños Rodrygo y Vinicius Junior demuestren su valía en el Bernabéu, y habrá otro intento de sacar a Gareth Bale del club.

Zinedine Zidane no pudo desprenderse del extremo galés el verano pasado, pero es poco probable que Florentino Pérez bloquee cualquier esfuerzo para hacerlo este año.

Bale representa una presión significativa en la factura salarial y el Madrid está decidido a venderlo aunque todavía le queden dos años en su contrato. El británico cobra 400 mil euros por semana, muchísimo para un jugador que pasa tanto tiempo lesionado.

Mbappé obviamente representa el reemplazo ideal, con Florentino habiendo dicho que el francés era un crack «nacido para jugar en el Real Madrid».

Sin embargo, es probable que los fanáticos tengan que esperar un poco más la llegada de un jugador que también ha hablado abiertamente de su afecto por los blancos.

El precio de Mbappé es actualmente prohibitivo. Después de todo, el Paris Saint-Germain estará decidido a al menos obtener ganancias por un jugador que firmó por 180 millones de euros hace tres años. Su precio sólo ha ido a más desde entonces.

Sin embargo, a Mbappé le quedan solo dos años en su contrato y ahora estamos entrando en un período de incertidumbre financiera sin precedentes causada por la pandemia de Covid-19. Todavía no se conoce el efecto que tendrá la crisis en el mercado. Incluso el valor de Mbappé podría caer.

De todos modos, el Real espera que el internacional por Francia rechace cualquier oferta de extensión, lo que hará que Mbappé sea más asequible el próximo año de todos modos, dado que habrá entrado en los últimos 12 meses de su contrato en el Parc des Princes.

Los merengues también son reacios a impulsar la transferencia, a fin de evitar alterar el PSG. A diferencia del Barcelona, ​​los capitalinos disfrutan de una relación de trabajo cordial con los campeones de la Ligue 1 y no quieren ponerla en peligro.

Por ahora, entonces, el enfoque estará en recaudar dienro. Además de Mariano, los cedidos Dani Ceballos, Jorge de Frutos, Javi Sánchez, Oscar Rodríguez, Borja Mayoral, Luca Zidane y Jesús Vallejo probablemente salgan este verano.

Sin embargo, también debería haber algunas salidas de alto perfil, entre ellas la de Luka Modric, quien está entrando en el último año de su contrato y ya no es considerado titular indiscutido.

James Rodríguez es otra salida probable. El Madrid hará lo que pueda para recuperar al menos la mitad de los 80 millones que pagó al Mónaco por el mediocampista colombiano en 2014.

Marcelo ha demostrado ser un jugador fantástico para el club, pero, dado el probable regreso de Sergio Reguilon de su cesión en Sevilla, el lateral izquierdo brasileño podría irse por un precio razonable; y lo mismo ocurre con Isco, a pesar de que estaba en buena forma antes del parón, con Lucas Vázquez y con Nacho.

El Madrid también escucharía ofertas por Eder Militao, particularmente si se puede hacer un trato con el RB Leipzig por el mediocentro Dayot Upamecano. También se debe tomar una decisión sobre Achraf Hakimi. ¿Vuelve o se lo vende al Borussia Dortmund, donde está cedido?

Como sea, firmar tanto a Haaland como a Mbappé en los próximos 12 meses puede parecer un sueño imposible, pero es una perspectiva muy real para el Madrid. Y una pesadilla potencial para el Barcelona…

Fuente: goal.com